Rutas de escape

5 monumentos que debes ver en Reykjavik

Imagen
5 monumentos que debes ver en Reykjavik (iStock)

Bárbara Chacón

Última actualización

Reikiavik es la capital de Islandia y su ciudad más grande. Situada en la costa, tiene un puerto antiguo muy sugestivo y varios museos que podrán introducirte en la historia de este país, que ya fue habitado por los vikingos. Si quieres saber qué ver en Reykjavik más allá de las impresionantes auroras boreales, no te pierdas nuestros consejos.

 

1. Hallgrímskirkja

Es conocida como la “iglesia grande” por su tamaño imponente. De hecho, es el monumento más alto del país gracias a sus 74,5 metros. Su original diseño fue creado por el arquitecto Gudjón Samúelsson, quien se inspiró en los mantos de lava de los volcanes islandeses para concebir la fachada. No hay como evitarla porque todas las calles centrales de la ciudad desembocan en esta catedral. Es sin duda unos de los principales monumentos que ver en Reykjavik.

Hallgrímskirkja (iStock)

Hallgrímskirkja (iStock)

 

2. Perlan

Es un peculiar edificio circular dotado de un fantástico mirador, que te ofrecerá las mejores vistas de la capital de Islandia. En un día despejado se ven incluso las montañas más alejadas, como el famoso volcán Eyjafjallajökull, que erupcionó en 2010 y causó el colapso de muchos aeropuertos europeos por la cantidad de humo desprendido. En la planta de arriba hay un restaurante giratorio donde se suelen celebrar grandes festejos. Está situado sobre la colina de Öskjuhlíð, donde desde hace décadas se almacena el agua caliente de origen geotérmico de la ciudad. Por cierto, Perlan significa ‘perla’ en islandés, un nombre perfecto para esta estructura blanca de arquitectura vanguardista.

Perlan (iStock)

Perlan (iStock)

 

3. Viajero del Sol

Otra cosa que ver en Reykjavik es la célebre escultura conocida como “Viajero del Sol”. Construida en acero, representa de forma conceptual la llegada en barco de los Vikingos. Lo mejor es ir a la hora de la puesta de sol, cuando los colores del cielo son intensos y las vistas aún más espectaculares.

Viajero del Sol (iStock)

Viajero del Sol (iStock)

 

4. Harpa

Es otra de las cosas que ver en Reykjavik. Este edificio de cristal es un centro de conciertos y conferencias, construido entre 2008 y 2011 por Olafur Eliasson en colaboración con el estudio de arquitectura Henning Larsen. Su original estructura, llena de ventanas de cristal, recuerda una colmena o un caleidoscopio. En 2013 recibió el Premio Mies Van der Rohe, un galardón de Arquitectura Contemporánea patrocinado por la Unión Europea. El 22 de octubre de 2011 fue inaugurado con la interpretación de la ópera “La flauta mágica” de Mozart, mientras en otra sala la cantante Björk interpretaba “Biophilia”. También posee un museo, un restaurante, una tienda de souvenirs y un salón de exposiciones, conferencias y actuaciones.

Harpa (iStock)

Harpa (iStock)

 

5. Casa histórica de Hofði

Es el lugar donde en 1986 se reunieron el presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan, y su homólogo ruso, Mikhail Gorbachov, para poner fin a la Guerra Fría. Situado en el litoral de Reykjavik, se convirtió en una edificio mundialmente famoso cuando las imágenes de esta cumbre bilateral fueron retransmitidas en todo el mundo. La casa fue construida en 1909 como residencia del cónsul francés. En los años 1940 y 1950 fue sede de la Embajada británica. También recibió a varias celebridades y jefes de Estado, como la reina Isabel II, Winston Churchill y la actriz Marlene Dietrich. Hofdi pertenece hoy a la ciudad de Reykjavík y es usada para recepciones oficiales. No está abierta al público, pero vale la pena conocerla por fuera.

Casa histórica de Hofði (Wikipedia)

Casa histórica de Hofði (Wikipedia)

0 Comentarios

¿Quieres aportar?Amplía información sobre esta ruta

Utilizando cookies propias y de terceros, podemos ofrecerte la experiencia de navegación que deseas, mejorar nuestro servicio y mostrarte la publicidad que mejor se adecua a tus preferencias. Si estás de acuerdo, sigue navegando Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies