Rutas de escape

5 playas paradisíacas de Costa Rica que te encantarán

Imagen
Costa Rica cuenta con playas paradisiacas de gran belleza, arena blanca y aguas cristalinas (iStock).

Maria José Sánchez Palomo

Última actualización

Entre los atractivos de este coqueto país, en el corazón de Centroamérica, destacan sus playas. Aquellos que busquen relax, sol, arena y mar van a encontrarse con parajes de una belleza natural sobrecogedora pues el literal de Costa rica está bañado, a un lado, por el océano Atlántico y, al otro, por el Pacífico. 

No solo son preciosas sino que además se encuentran abrigadas por bosques y densa arboleda y la estampa es igual de espectacular a vista de pájaro que zambulléndonos bajo el agua. Suelen ser zonas muy recomendable para practicar buceo, por la limpieza de sus fondos marinos, y son sitios en los que se practican numerosas actividades acuáticas. 

Algunas de sus playas están consideradas de las más hermosas del mundo, como es el caso de la célebre Manuel Antonio, en la franja pacífica de Costa Rica. Esta es una de las cinco que hay que visitar si viajáis próximamente a tierras costarricenses.

1. Playa Manuel Antonio

Es la que da nombre al parque nacional en el que se encuentra, una de las cuatro playas que están rodeadas de selva tropical. La de Manuel Antonio ha sido elegida en varias ocasiones como la mejor de Centroamérica porque es todo un espectáculo natural. Arena blanca y fina, aguas cristalinas y desde la toalla es probable que veamos asomarse entre la vegetación tanto monos como iguanas y perezosos.

Dentro del mismo Parque Nacional de Manuel Antonio están también las de Espadilla Sur, Escondido y Playita.

La playa de Manuel Antonio se encuentra dentro del parque nacional que lleva el mismo nombre (iStock).

La playa de Manuel Antonio se encuentra dentro del parque nacional que lleva el mismo nombre (iStock).

2. Playa de Santa Teresa

Una de las favoritas para la práctica del surf. Santa Teresa está ubicada en la cara occidental del país y toma su nombre del pueblo homónimo al que pertenece. ¿Qué encontrarnos? Una larga playa de arena blanca y un oleaje que la hace idónea para disfrutar de este y otros deportes acuáticos. Ya de paso, muy recomendable visitar la Reserva Natural Cabo Blanco, a apenas cinco kilómetros de distancia, un área protegida donde vislumbrar numerosas especies protegidas, tanto aves como animales marinos.

Santa Teresa, uno de los paraísos para surfistas que hay en Costa Rica (iStock).

Santa Teresa, uno de los paraísos para surfistas que hay en Costa Rica (iStock).

3. Playa de Zapotal

Es lo que en España calificamos como cala, una pequeña franja en la cara oceánica de la provincia de Guanacaste. Arena gris, aguas muy tranquilas y –lo mejor– alejada del mundanal ruido gracias a la frondosa vegetación que la rodea. Tomar el sol, bucear para descubrir sus fondos marinos… aguas de un azul turquesa impresionante. 

Los fondos marinos de Zapotal hacen las delicias de los aficionados al snorkel (iStock).

Los fondos marinos de Zapotal hacen las delicias de los aficionados al snorkel (iStock).

4. Playa Conchal

Seguimos por Guanacaste, la región donde mejores baños podremos darnos en Costa Rica. Conchal se considera de las más exóticas y espectaculares del territorio costarricense. Nada como pasear por la orilla y coger algunas de las millones de pequeñas conchas que se confunden con su arena. En su fondo marino, numerosas especies de peces tropicales campan a sus anchas, así que es otro punto importante para los aficionados al snorkel.

La playa Conchal debe su nombre a las cientos de conchas que se encuentran en la orilla (iStock).

La playa Conchal debe su nombre a las cientos de conchas que se encuentran en la orilla (iStock).

5. Playa Sámara

Su arrecife de coral ha convertido a Sámara en una de las playas más bonitas de Costa Rica, cinco kilómetros de longitud para darse un buen chapuzón con total tranquilidad. Está muy protegida del oleaje, por lo que la convierte en una franja costera idónea para acudir con niños. Numerosos animales exóticos amenizarán el día, pues la arboleda y las plantas que llegan casi al mar son la guarida perfecta para muchas especies. El pueblo que le da nombre es un coqueto municipio en el que poder disfrutar de unas vacaciones especialmente relajados en este paraíso costarricense.

Cinco kilómetros de extensión para caminar frente al océano (iStock).

Cinco kilómetros de extensión para caminar frente al océano (iStock).

¿Quieres aportar? Amplía información sobre esta ruta

También te puede interesar…contenido relacionado

Utilizando cookies propias y de terceros, podemos ofrecerte la experiencia de navegación que deseas, mejorar nuestro servicio y mostrarte la publicidad que mejor se adecua a tus preferencias. Si estás de acuerdo, sigue navegando Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies