Rutas de escape

8 monumentos en Viena que no te puedes perder

Imagen
8 monumentos en Viena que no te puedes perder (iStock)

Bárbara Chacón

Última actualización

La capital de Austria es una de las joyas arquitectónicas de la Europa central que cualquier ciudadanos del viejo continente debería visitar al menos una vez en la vida. Estos son los monumentos en Viena que no te puedes perder en ningún caso.

 

1. Stephansdom

La catedral de San Esteban es la sede de la archidiócesis de Viena y su principal símbolo religioso. Fue erguida sobre las ruinas de una iglesia románica dedicada a San Esteban. La iglesia es conocida por su torre con forma de aguja en estilo gótico. Gracias a sus 137 metros de altura, puede ser admirada desde diferentes puntos de la ciudad. Si te atreves con su escalera de caracol, tendrás unas vistas preciosas del centro. Es uno de los monumentos en Viena que vale la pena visitar.

Stephansdom (iStock)

Stephansdom (iStock)

 

2. Palacio Schönbrunn

Es otro de los monumentos en Viena que debes conocer. Este lujoso palacio es la versión vienés de Versalles. Maximiliano II lo adquirió en 1569 para destinarlo a la cría de aves como faisanes y pavos reales. Con el tiempo se convirtió en un coto de caza. En 1683, el pequeño palacio de recreo fue destruido por los otomanos durante el segundo sitio de Viena y posteriormente reconstruido. Medio siglo después la emperatriz María Teresa lo transformó en la residencia de verano de la corte imperial. El palacio fue ampliado y decorado en estilo rococó. Aquí vivió el emperador Francisco José con su esposa, la famosa Sisí. Hoy en Shönbrunn quedan muchos muebles, retratos y objetos personales de aquella época.

Palacio Schönbrunn (iStock)

Palacio Schönbrunn (iStock)

 

3. Palacio Hofburg

Es el palacio más grande de Viena. Durante más de 600 años ha sido la residencia de los Habsburgo. Actualmente es el lugar más visitado de la capital austríaca. Su enorme conjunto arquitectónico incluye los antiguos apartamentos imperiales, que son el punto fuerte de la visita, además de varios museos, una capilla y una iglesia, la Biblioteca Nacional y el despacho del Presidente de Austria.

Palacio Hofburg (iStock)

Palacio Hofburg (iStock)

 

4. Palacio Belvedere

Es uno de los monumentos en Viena que sin duda merece una visita. El Palacio Belvedere es la antigua residencia de verano del Príncipe Eugenio de Saboya. Es un complejo constituido por dos edificios de diseño barroco unidos por un jardín de estilo francés. Hoy no queda mucho del palacio original, pero alberga un interesante museo de arte, con colecciones de pintura desde la Edad Media hasta la actualidad.

Palacio Belvedere (iStock)

Palacio Belvedere (iStock)

 

5. Ópera de Viena

Originariamente fue concebida como la Ópera de la Corte Imperial y Real de Viena. Fue el primer edificio construido en la Ringstrasse. Su diseño renacentista decepcionó a los vieneses y el arquitecto del edificio se suicidó porque no pudo soportar que su obra no hubiera triunfado. Hoy sigue siendo un centro cultural y musical crucial para el país y todo un referente en lo que a ópera se refiere.

Interior de la Ópera de Viena (iStock)

Interior de la Ópera de Viena (iStock)

 

6. Hundertwasserhaus

Construido entre 1983 y 1986 por el artista F. Hundertwasser, parece un palacio de ensueño de los cuentos infantiles. Su particular estructura, llena de curvas y de colores, atrae cada año a millares de turistas nacionales e internacionales. Es un lugar perfecto para hacer una pausa en su bonito café.

Hundertwasserhaus (iStock)

Hundertwasserhaus (iStock)

 

7. Casa de Mozart

Localizada en la calle Domgasse, en realidad es solo una de las muchas residencias del famoso compositor, pero la única que aún se conserva en la ciudad. Aquí vivió Mozart entre 1784 y 1787. Cuando se cumplió el 250º aniversario de su nacimiento, la casa abrió al público. Hoy es un museo donde el visitante puede aprender todo sobre la vida y obra de Mozart.

Casa de Mozart (iStock)

Casa de Mozart (iStock)

 

8. Museo de Historia del Arte

Es otro de los monumentos en Viena que vale la pena conocer. Construido en 1891, expone las obras de arte reunidas por la familia Habsburgo a lo largo de los siglos. El edificio fue proyectado como museo y por esta razón las salas combinan perfectamente con el contenido expuesto. Aquí podrás admirar antigüedades orientales, griegas, romanas y egipcias, así como pinturas de clásicos como Velázquez, Canaletto, Tiziano, Rubens, Rafael o Rembrandt.

Museo de Historia del Arte (iStock)

Museo de Historia del Arte (iStock)

¿Quieres aportar? Amplía información sobre esta ruta

También te puede interesar…contenido relacionado

Utilizando cookies propias y de terceros, podemos ofrecerte la experiencia de navegación que deseas, mejorar nuestro servicio y mostrarte la publicidad que mejor se adecua a tus preferencias. Si estás de acuerdo, sigue navegando Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies