Rutas de escape

Entrevista a Pablo González, un periodista viajero

Imagen
Pablo González (Facebook @pegameunviaje)

Victor de Rutas de Escape

Última actualización

Pablo González, periodista en el Periódico de información de Alicante. Además de escribir en este medio local, trabaja en el departamento de Comunicación de Cruz Roja España en Alicante, su provincia natal. Escribe y cuenta sus experiencias viajeras en su canal de YouTube pegameunviaje y a través de su Instagram @pegameunviaje. ¡Descubre esta fantástica entrevista!

Entrevista a Pablo González:

¿Eres un viajero principiante o experto?

Me considero un viajero con muchas experiencias, desconozco el nivel en el que me encuentro. He hecho varios viajes, pero experto no lo sé, porque me quedan muchos lugares por descubrir.

¿Cuándo empezó tu pasión por los viajes?

Desde pequeño mis padres me llevaban de viaje una vez al año en verano, junto con mis tres hermanas, con el esfuerzo que eso conllevaba. Así logre visitar muchos sitios. Después ya empecé a viajar solo o con amigos.

¿Cuáles fueron los motivos que te llevaron a empezar a hacer rutas en coche?

Viajar en coche es muy cómodo. He viajado mucho en avión y otros medios, pero en coche he hecho varias rutas que me han permitido acceder o encontrar varios recovecos que en otro medio de transporte no me hubiera permitido visitar. A veces la elección ha sido por pura necesidad, ya que no había otra forma de acceder a un sitio. Otras ha sido por precio.

¿A la hora de buscar un sitio al que ir en qué te basas, qué buscas?

Hasta hace un par de años me guiaba mucho por precio, si no había visitado ese sitio y las conexiones con Alicante (mi ciudad). Ahora que trabajo me guío más por sitios que me apetece descubrir y sobre todo por las personas que me apetece visitar.

¿Un destino que hayas hecho ruta en coche? ¿Qué destacarías?

Cuando viví en Bolonia durante un año hice una ruta al Lago de Como junto con unos amigos. Se me paso reservar la noche y durante el trayecto improvisamos y terminamos en el Lago Iseo. No era el mismo lago, pero el coche nos permitió hacer un cambio de ruta.

¿Hicisteis alguna actividad?

Fue sobre todo un viaje relax, nos dedicamos a pasear por todo el lago, poco más. Relax, camping y desconexión.

¿Una parada obligatoria de ese destino?

Hay una parada obligatoria cuando estás llegando al Lago Iseo, justo antes de llegar a la llanura, al nivel del agua. Es muy recomendable parar y darse un paseo ya que las vistas son increíbles. Desde ahí se ve la isla que hay en mitad y todo el contorno del lago. Muy recomendable.

¿Viajar solo o acompañado? ¿Por qué?

Me gusta viajar de todas formas. Si que es verdad que me entusiasma mucho cuando parto solo desde mi ciudad y voy a visitar a alguien (amigos o personas que he conocido en otros viajes). Me pueden enseñar muy bien la zona. De todas formas, también me encanta cuando salgo con amigos a sitios que no conocemos. Me entusiasman las dos opciones.

¿Cuál es la ruta más extraña que has hecho?

Fue en el sur de Argelia (Argel), con una amiga que estaba estudiando allí con una beca. Me invito para ir a visitarle y después de unos días en Argel, nos bajamos de ruta en coche al Valle de M’zab. Estuvimos viviendo con una tribu bereber. Fue una experiencia muy buena, comíamos con ellos, dormíamos con ellos…

Otra ruta en coche a destacar sería el Algarve (Portugal). Fui con unos amigos y según la previsión de las olas fuimos cambiando de destino. Partimos de Alicante a Ericeira, un pueblo pesquero de la costa portuguesa, un pueblo pequeño con mucho turismo surfero. Llama la atención porque tiene mucha vida nocturna. Además, tienen en apenas 2 kilómetros de olas muchas olas. Después bajamos hacia el sur, eso sí, parando antes en Lisboa. De ahí llegamos a Sagres, plantamos la furgoneta y de ahí nos íbamos moviendo de playa en playa todos los días en coche. Y, por último, el Algarve, natural, poca gente acampando y un ambiente único.

¿Qué 3 cosas son imprescindibles en tus rutas?

Para mi es imprescindible mi cámara para luego poder contarlo en redes sociales. Un mapa o Google Maps y unas zapatillas cómodas. Viajar en coche te permite llevar lo imprescindible según el destino y según la época del año.

¿Antes de viajar te miras los peajes, calculas todo por donde tienes que ir?

He tenido de todo. Antes de hacer una ruta he marcado la casilla “evitar peajes” varias veces. Ahora me estoy escaqueando de conducir con mis amigos, pero el evitar peajes siempre está presente en mis viajes.

¿Qué ventajas crees que tiene hacer viajes en coche?

Puedes llegar a cualquier rincón al igual que si te mueves en transporte público, pero no tienes tanta limitación. En transporte público a veces las conexiones no son buenas y sobre todo tienes los tiempos marcados.

Me acuerdo en Malta, alquilamos un coche para ir a Coral Lagoon, hasta allí la conexión en transporte público es muy mala. Sin embargo, con el coche pudimos acceder a él. En definitiva, la ventaja del coche es que puedes acudir a cualquier sitio sin tiempos marcados.

¿Hay algún destino que no te cansarías de ir?

Nunca me cansaría de ir Sicilia, en concreto a un pequeño pueblo del sur que se llama Scicli. Lo descubrí por unas amigas. La gente del pueblo me conquistó, es muy amable, todo el mundo es receptivo. Es un pueblo tranquilo y tiene playa. Lo tengo pendiente para volver este año.

¿Qué destacarías de Sicilia?

Recomendaría un sitio muy chulo Cefalú, es un de los pueblos que hay que visitar en Sicilia, una especie de Benidorm Italiano. Es una población que se duplica en verano. Tiene una puerta por la que accedes a la playa directamente con muchas casas que tocan el agua. En invierno es muy tranquilo y en verano está muy masificado, pero merece la pena ir.

Como visitas obligadas añadiría Caltanissetta y Palermo. No dejar de comer un Cannone y sobre todo empaparse con la gente.

¿En qué te basas para decir si un viaje ha merecido la pena?

Las experiencias que vivo en el destino. Sin sonar bohemio, conocer personas, perderme, encontrarme, escuchar y vivir otras cosas que no puedes vivir en mi rutina diaria.

¿Consejos para los viajeros?

No tener ningún tipo de pudor a vivir nuevas experiencias, que se empapen de la cultura del destino, que se desplacen con gente local y descubrirán sitios únicos. Que coman en bares recomendados y en bares que no aparecen en guías turísticas. Que puedan conocer desde dentro que se mueve por la zona de la mano de cualquier local.

Que expriman al máximo su experiencia. Que hablen con la gente y no se cierren, siempre con precaución, pero dejando de lado el miedo. En definitiva, aprovechar las vacaciones.

¿Quieres aportar? Amplía información sobre esta ruta

También te puede interesar…contenido relacionado

Utilizando cookies propias y de terceros, podemos ofrecerte la experiencia de navegación que deseas, mejorar nuestro servicio y mostrarte la publicidad que mejor se adecua a tus preferencias. Si estás de acuerdo, sigue navegando Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies