Rutas de escape

Ruta por Túnez en 8 días, entre Oasis, Mar y Dunas

Óscar Fernández

Última actualización

Tan cerca y tan lejos. En poco más de dos horas desde Madrid puedes estar en Túnez. Ahí al lado, se podría decir. Pero todo cambia. Nada tiene que ver. Si quieres conocer otra cultura, abrir tu mente para ver, observar y aprender, Túnez es una opción de viaje cómoda, cercana y sencilla. Y nada mejor que hacerlo con esta ruta por Túnez en 8 días.

En el itinerario que te proponemos empezarás por tomar contacto con el país en Túnez capital. Asienta bien los pies, abre bien los ojos y prepárate para disfrutar de una experiencia inolvidable. 1.379 kilómetros que te llevarán a admirar el desierto y sus oasis. Desde el norte del país (donde está la capital) conducirás hacia el sur desértico y regresarás por la bella costa. Para verlo todo, para tratar de no dejarte nada.

Una aventura en la que conocerás este país norteafricano en el que viven más de 11 millones de habitantes. Es el país más pequeño del Magreb, independiente desde 1934, y sus fronteras son Libia por el este, Argelia por el oeste y el gran Mediterráneo por el norte.

1379Km totales

Día 1 España – Túnez capital

Imagen
Túnez, ​ cuyo nombre oficial es República Tunecina, es un país soberano situado en el norte de África, más concretamente en la costa mediterránea. (iStock)

Aquí no hay jet lag ni cansancio que valga. Hay mucho que ver y hacer en Túnez, así que mejor no perder el tiempo. Hollas un suelo que antes pisaron fenicios, cartagineses, romanos, bizantinos y turcos. Casi nada. El día 2 está preparado para ir a esos lugares de inexcusable visita en la capital, así que hoy asiéntate, convéncete de dónde estás y prepárate para comenzar a disfrutar.

Día 2 Túnez capital – Cartago – Sidi bou Said – Túnez capital

Imagen
Cartago (iStock)

Un día cortito en kilómetros (pero grandioso en lugares que ver). Para empezar de verdad. Tras el calentamiento comienza sin más demora el partido. En Túnez capital no puedes dejar de ver el Museo del Bardo: auténtica joya de la arqueología (con restos desde la prehistoria hasta la época islámica), que contiene una de las colecciones de mosaicos romanos más importantes del mundo.

A 16 kilómetros está otro lugar que no te puedes perder: Cartago. Antaño fue una de las ciudades más poderosas, en la actualidad conserva su belleza, allí verás Tophet y las termas de Antonino pasando por el Puerto Púnico.
Son varias las localidades cercanas a Cartago dignas de visitar antes de regresar a Túnez capital, nosotros te recomendamos Sido bou Said, un pueblo costero, que recuerda a islas como Santorini. Aunque no lo creas, sigues en Túnez.

Día 3 Túnez capital – Kairouan – Sbeitla – Tozeur

Imagen
Mezquita de Kairouan (iStock)

Esta vez ya sí toca coger el coche en serio. Hoy harás 475 kilómetros que te llevarán del noreste de Túnez al centro-oeste. Un camino en el que saltarás de siglo en siglo, de civilización en civilización. Un gran plato fuerte nada más empezar, a 160 kilómetros de Túnez capital está Kairouan, la Ciudad Santa del Magreb y patrimonio de la humanidad desde 1998.

Su Gran Mezquita es la más antigua del occidente islámico (se construyó en el 707) y tiene el alminar más antiguo del mundo. Tras el recato y la emoción, la siguiente parada está en Sbeitla. Romanos y bizantinos dejaron allí su huella en forma de Arco del Triunfo, termas o foro. Otra vez esa inacabable mezcla de culturas. La meta de este tercer (y largo) día está en Tozeur. Si te apetece, puedes empezar a conocerlo, si los kilómetros pesan, descansa y recarga pilas que esto solo acaba de empezar.

Día 4 Tozeur – Nefta – Chott el Jerid – Douz

Imagen
Chott el Jerid (iStock)

¿Has descansado? Más vale que sí, porque en esta ruta por Túnez en 8 días no hay tiempo que perder. Este será un día un poco más tranquilo. De ver y contemplar. Estás en un oasis a las puertas del desierto, un lugar mágico que, sin querer, te hace viajar a épocas pasadas.

Pasea por el palmeral y dirige tus pasos por la ciudad vieja de Tozeur, que es la capital del Jerid. Nuestra propuesta es ir a Nefta, pero en tus manos está dibujar otro plan.
Desde Tozeur salen muchas excursiones al desierto y, si eres un apasionado del cine, estás cerca de algunos de los escenarios donde se rodaron películas como Star Wars o El Paciente inglés.

Seguimos con nuestra ruta: a 30 kilómetros de Tozeur hay otro oasis. Más pequeño y calmo. Más íntimo. Una auténtica joyita escondida. Es Nefta y, en su mercado, encontrarás, las más grandes “rosas del desierto”.
El día de hoy acaba en Douz, para llegar hasta allí, deberás atravesar un espectáculo natural de grandes dimensiones, el gran lago salado Chott el Jerid. El lago de sal más grande de África con 7.000 kilómetros cuadrados de extensión. Grábate la imagen en la retina, será difícil que vuelvas a ver algo igual.

Desde el oeste del país, has vuelto al centro, para, a partir de mañana, recorrer la costa de vuelta a Túnez capital. ¿Listo)

Día 5 Douz – Matmata – Medenine – Gabès – Sfax – El Djem – Monastir

Imagen
Medenine (iStock)

Alternando días ajetreados con otros más tranquilos, llega la etapa más larga de esta aventura. 530 kilómetros entre Douz y Monastir.

Por el camino: sorpresas mágicas. ¿Puede una tragedia ayudar a un pueblo? Desgraciadamente, Matmata estuvo olvidada hasta las horribles inundaciones que la asolaron en 1967. Ahora vive del turismo, pero bien podría haberlo hecho antes, ya que sus “viviendas trogloditas” no son de hace dos días. Sí, “viviendas trogloditas”: casas excavadas en la roca desde pozos artificiales. Todavía hay gente que vive en ellas, aunque quedan muchas menos desde las tremendas inundaciones.

De Matmata a Medenine (la ciudad más grande del sudeste tunecino), y cada vez más cerca de la costa. Antaño era un ksar, ciudad fortificada llena de ghorfas: estancias largas y estrechas con forma de bóveda de cañón. Verlas es viajar en el tiempo y en el espacio.

La siguiente parada está en Gabès, en un oasis junto al mar. Cruentos conflictos como las Guerras Púnicas o la Segunda Guerra Mundial se dirimieron, en parte, en ese suelo.

De Gabès a la ciudad portuaria de Sfax y su magnífica medina. Vuelta momentánea al interior para ver El Djem y, sobre todo, su impresionante anfiteatro romano, mejor conservado que el de Roma, y que en su momento fue el cuarto anfietatro más grande del imperio romano.
Y el día termina en Monastir. Te has ganado el descanso.

Día 6 Monastir – Sousse

Imagen
Sousse (iStock)

Tras la tormenta llega la calma, y tras el palizón de ayer, una jornada tranquila. Pero no la desaproveches, cada instante vale. Cada calle se recuerda. Solo 20 kilómetros de coche para ir de Monastir a Sousse. El resto del tiempo, a disfrutar de estas dos ciudades.

En Monastir imprescindible es que veas la antigua fortaleza y el Mausoleo de Bourguiba. Monastir es uno de los principales destinos vacacionales de la costa tunecina. Si el tiempo acompaña, aprovecha para descansar tirado o tirada en alguna de sus largas playas de fina arena. Cuándo te apetezca, coge el coche y emprende camino hacia Sousse. Las visitas imperdonables allí son la kasbash y el museo de mosaicos, el segundo mayor del país tras el del Bardo.

Día 7 Sousse – Túnez capital

Imagen
Túnez, ​ cuyo nombre oficial es República Tunecina, es un país soberano situado en el norte de África, más concretamente en la costa mediterránea. (iStock)

Algo menos de 150 kilómetros para, casi (solo casi), terminar esta ruta por Túnez en 8 días.

Tampoco el día de hoy será muy ajetreado. Puedes dedicar tiempo, de nuevo, a la vida contemplativa, ya que Sousse, al igual que Monastir, es una ciudad con gran atractivo para el turismo con atractivas playas y un clima inmejorable. Pero que no todo sea eso, como en el resto del viaje, hay tiempo para todo. Visita la Medina y disfruta de la Gran Mezquita.
Y de vuelta en Túnez capital, ve a todos aquellos lugares que dejaste sin pisar. No sabes cuándo vas a volver a este país, ni siquiera si lo harás, así que aprovecha hasta el último momento.

Que la depresión postvacacional no te llegue. Cada segundo vale para conocer y aprender. Consume el viaje hasta el aliento postrero.

Día 8 Túnez capital – España

Imagen
Viajar, la mejor medicina (iStock)

Y sigue disfrutando. Sí, también el último día. Hasta un minuto antes de marcharte al aeropuerto, incluso en el propio aeropuerto. Sigue mirando, oliendo y observando. Continúa viajando con la mente y, en cuanto te subas al avión, nada de bajones, a pensar en el próximo. ¿Dónde será? ¿Asia, Europa, América? Hay mucho que ver en este mundo. No dejes nada.

Consejos en ruta

  • La mejor época del año para viajar a Túnez es primavera u otoño. En verano, la temperatura en la costa será agradable, pero si pisas el interior te achicharrarás.
  • Ramadán. Ya sabes que son días en los que el alcohol y el entretenimiento están muy restringidos en la mayor parte de Túnez." class="wp-editor-area" placeholder="Texto Consejo" cols="40">Ramadán. Ya sabes que son días en los que el alcohol y el entretenimiento están muy restringidos en la mayor parte de Túnez. " class="wp-editor-area" placeholder="Texto Consejo" cols="40"> Ramadán. Ya sabes que son días en los que el alcohol y el entretenimiento están muy restringidos en la mayor parte de Túnez." class="wp-editor-area" placeholder="Texto Consejo" cols="40">Ramadán. Ya sabes que son días en los que el alcohol y el entretenimiento están muy restringidos en la mayor parte de Túnez." class="wp-editor-area" placeholder="Texto Consejo" cols="40">Ramadán. Ya sabes que son días en los que el alcohol y el entretenimiento están muy restringidos en la mayor parte de Túnez." class="wp-editor-area" placeholder="Texto Consejo" cols="40">Ramadán. Ya sabes que son días en los que el alcohol y el entretenimiento están muy restringidos en la mayor parte de Túnez." class="wp-editor-area" placeholder="Texto Consejo" cols="40">Mira a ver cuándo coincide el mes del Ramadán. Ya sabes que son días en los que el alcohol y el entretenimiento están muy restringidos en la mayor parte de Túnez.
  • No hay ninguna vacuna específica y obligatoria para ir a Túnez, pero nunca está de más que te asegures en el centro de vacunación internacional.
  • La red eléctrica es de 200 W. Por tanto, hay enchufes de tipo C y E.

¿Quieres aportar? Amplía información sobre esta ruta

También te puede interesar…contenido relacionado

Utilizando cookies propias y de terceros, podemos ofrecerte la experiencia de navegación que deseas, mejorar nuestro servicio y mostrarte la publicidad que mejor se adecua a tus preferencias. Si estás de acuerdo, sigue navegando Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies