Rutas de escape

Ruta en coche por el Paraíso Verde en 8 días

Imagen
Los impresionantes Lagos de Covadonga, uno de los puntos más destacados de la ruta (iStock)

Óscar Fernández

Última actualización

¿Cuál es el Paraíso Verde? ¿Qué espacio puede contener tanta belleza natural como para ameritar ese calificativo? Seguramente habrá varios en el mundo, territorios flanqueados por montañas, en los que el verde se diluye en el azul del mar (o viceversa). Si la búsqueda se reduce a España, los ojos miran ipso facto al norte. Es allí donde nos vamos, a Asturias y Cantabria, quizás no haya mejor lugar para realizar un viaje sobre ruedas, ¿nos acompañas en esta ruta en coche por el Paraíso Verde en 8 días?

534 kilómetros (a los que hay que sumar, lógicamente, los que hagas desde tu ciudad de origen hasta el punto de salida en Santander) en los que descubrirás 13 localidades. 8 días para respirar muy hondo y llenar los pulmones del aire más puro que puedas absorber, para admirar poderosas montañas, sobrecogedores paisajes, para llenar el buche con auténticas delicias gastronómicas. Aprovecha cada segundo, no siempre se tiene la oportunidad de pisar el paraíso.

534Km totales

Descarga gratis tu guía de Ruta en coche por Sicilia en 10 días

Antes de enviar este formulario, debes leer la siguiente información básica sobre protección de datos. Al pulsar el botón de envío manifiestas haber leído esta información.

Día 1 Ciudad de origen - Santander

Imagen
La aventura comienza en Santander. Es la capital de la región de Cantabria, situada en la costa norte de España. (iStock)

Carga tus maletas, desconecta de todo, olvídate de la rutina y prepárate para vivir una increíble experiencia. Por delante tienes ochos días que dejarán imborrables imágenes y recuerdos en tu memoria. Y lo harán desde el minuto 1, desde que llegues a Santander. Una ciudad moderna a la par que señorial, elegante, sosegada y activa.

Aunque estés cansado del viaje, no es momento de cargar pilas (ya tienen que venir a tope de antes), así que empieza a gastarlas: recorre el Sardinero, visita el Palacio de La Magdalena y pasea por el centro de esta preciosa urbe.

Día 2 Santander – Santillana del Mar – Comillas

Imagen
Colegiata de Santillana del Mar. Se encuentra en la costa occidental de Cantabria, comarca de la que es su extremo este. (iStock)

¿Estás listo? Esto no empieza poco a poco, al máximo desde el principio. Si tenías ganas de conocer lugares especiales, ya los tienes aquí. De Santander iremos hacia el oeste para llegar a Santillana del Mar, pero antes, aprovecha para dar un salto secular en la réplica de la Cueva de Altamira. La cueva (la de verdad) está cerrada al público, pero importantes expertos en la materia han realizado una réplica perfecta.

Después, ya sí, primera parada: Santillana del Mar. Dicen que es una de las localidades con mayor valor histórico-artístico de España y, quien la holla, lo corrobora. Es un gran museo al aire libre que, por cierto, ni es “santa”, ni es “villa”, ni tiene “mar”, por eso es “la villa de las tres mentiras”. Una verdad como un templo es que es de una belleza exagerada.

Tras empaparte de Santillana de Mar, de su guapura y de la de sus gentes, te proponemos hacer los últimos 20 kilómetros del día para llegar a Comillas. Aquí sí hay mar. Te espera el Cantábrico. Pero Comillas es más, es modernista y monumental (hay sendas rutas organizadas). Y al caer la noche, disfruta de sus calles y de sus bares. Come y bebe, que te lo has ganado.

Día 3 Comillas – San Vicente de la Barquera – Llanes – Ribadesella – Cangas de Onís

Imagen
San Vicente de la Barquera. La mayor parte del término municipal se encuentra dentro de los límites del parque natural de Oyambre (iStock)

Hoy es el día que entrarás en Asturias. Pero antes, queda todavía algo que ver en tierras cántabras. Y no es un “algo” cualquiera. La última parada antes de pisar suelo asturiano será en San Vicente de la Barquera. Acantilados, rías, playas… Una villa marinera que mantiene sus costumbres y tradiciones. En la que huele a salitre a pescado y a marisco. Enmarcada en el Parque Natural de Oyambre, no puede haber mejor despedida de Cantabria.

Ahora sí, llega el momento de pasar a la segunda comunidad que visitarás en esta ruta en coche por el Paraíso Verde en 8 días. Y el primer stop lo harás en Llanes. Otro pueblo marinero, enclavado entre el mar y la montaña en inmejorable miscelánea, que tiene un casco histórico declarado conjunto histórico-artístico y el segundo tramo de muralla medieval más largo del norte de España.
Mar, montaña, y también se une el imprescindible río en Ribadesella, donde, cada primer sábado de agosto, se celebra el Descenso Internacional del Sella. Uno de los puntos más eminentemente turísticos de Asturias. Imperdible es la Cueva de Tito Bustillo, joya del arte rupestre.

Es casi hora de descansar, en esta tercera etapa lo harás en Cangas de Onís, puerta de entrada al Parque Nacional de los Picos de Europa (eso llegará mañana) y cuna de la Reconquista (allí está la Cruz de Don Pelayo). Toma fuerzas y los más suculentos platos, que viene un día duro.

Día 4 Cangas de Onís – Picos de Europa – Covadonga – Cangas de Onís

Imagen
Lago Ercina, uno de los Lagos de Covadonga, un regalo de la naturaleza (iStock)

Arribamos al ecuador de esta fantástica ruta por una de las zonas más bellas de España (en lo que a entornos naturales se refiere), llegando al que para muchos será el cenit del recorrido. Partiendo de Cangas de Onís, ingresarás en la parte norte del impresionante Parque Natural de los Picos de Europa.
Allí aguardan en calma dos maravillas de la naturaleza, uno de esos lugares que deberían ser de obligada visita, al menos, una vez en la vida. Los conocidos como lagos de Covadonga, Enol, La Ercina y el más pequeño, El Bricial. Se hallan a más de mil metros de altitud, rodeados de un verde penetrante. La foto, más propia de una acuarela que de la realidad, quedará perenne en tu memoria. Si te gusta el senderismo, toma cualquiera de las muchas rutas que recorren la zona y déjate llevar.

Y después de este regalo, otro lugar con gran carga de atractivo y, también, de simbolismo. En el Santuario de Covadonga está la que los asturianos llaman popularmente “La Santina”. Más allá del componente religioso, la Santa Cueva, dispuesta en plena roca con la cascada brotando bajo ella, otorga otra de esas instantáneas difícilmente olvidables.

Día 5 Cangas de Onís – Lastres – Gijón

Imagen
Gijón es una gran ciudad costera del norte de España. Es conocida por su patrimonio marítimo y el viejo barrio de pescadores de Cimadevilla (iStock)

De Cangas de Onís hacia el norte, para llegar a la costa, y, por ella, hasta Gijón. Es el quinto día de ruta y aún queda mucho, y muy bueno. Todavía con las postales de ayer embelleciendo tus recuerdos, prepárate para seguir viendo y viviendo experiencias. A 47 kilómetros de Cangas esta Lastres, con un casco histórico declarado bien de interés cultural.
Su inagotable actividad pesquera, su excelente gastronomía, basada, evidentemente, en los pescados y en los mariscos, sus calles, cuestas y casas… No cabe duda de que estás en una de las villas marineras más emblemáticas de Asturias. Por cierto, si viste la serie Doctor Mateo, estarás en un continuo dejà vu.

Y la meta está en Gijón. Tendrás varias opciones de recorrer la ciudad, así que planifícate de la mejor manera, pero, quede como quede ese planning, no dejes de recorrer su barrio de pescadores, Cimadevilla; de admirar la playa de San Lorenzo (y bañarte si el tiempo acompaña), y de subir al cerro de Santa Catalina donde está la obra de Chillida, Elogio del horizonte.

Día 6 Gijón – Cabo de Peñas – Avilés - Cudillero – Gijón

Imagen
Cudillero, entre sus monumentos más destacados hay que citar la Quinta de Selgas, lujoso palacio del siglo XIX (iStock)

Llega la jornada más larga de esta ruta en coche por el Paraíso Verde en 8 días. 127 kilómetros para visitar el Cabo de Peñas, Cudillero y volver a Gijón. En, aproximadamente, media hora, estarás en el punto más septentrional del litoral asturiano, el Cabo de Peñas. Un paisaje protegido en el norte del norte. Ve, pasea y respira bien hondo.

Leve ingreso, de nuevo, en tierra firme para hacer parada en Avilés. Una villa cuyo origen medieval, con un casco histórico jalonado por palacios, jardines e iglesias, contrasta con su carácter comercial y cosmopolita. Del Medievo pasarás a la modernidad más absoluta con el centro cultural diseñado por Oscar Niemeyer.

Un poco más hacia el oeste antes de emprender el viaje de vuelta a Gijón: Cudillero es uno de los pueblos pesqueros más bonitos de esta costa, y eso es mucho decir. Se sujeta en una suerte de anfiteatro obsequiando al visitante con una imagen mágica de sus casas colgantes. Entre sus calles se conservan las tradiciones y se multiplican los restaurantes y tascas.

Día 7 Oviedo

Imagen
Iglesia de Santa María del Naranco, antiguo palacio situado a cuatro kilómetros de Oviedo, sobre la ladera sur del monte Naranco (iStock)

El último día de la ruta –el penúltimo si se cuenta el de vuelta a casa– lo dedicarás a ver y patear Oviedo. Ciudad monumental enclavada en el valle y observada por el Naranco. En las afueras, no debes dejar de ver las iglesias prerrománicas de Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo, santo y seña del arte, la cultura y la historia de esta ciudad.
Ya en el centro, admira su catedral gótica, palpa el ambiente en la preciosa plaza del Fontán, tomate unas sidriñas en La Gascona, respira hondo en el Parque San Francisco y llévate de recuerdo unos carbayones y unas moscovitas.

Día 8 Oviedo – Ciudad de origen

Imagen
Despídete de Oviedo en la plaza del Fontán, es hoy en día una plaza de forma rectangular que está situada en el casco antiguo de Oviedo (iStock)

Se acabó, hasta aquí llegó esta maravillosa ruta por el Paraíso Verde en 8 días. Llega el momento de no estar triste, porque no se puede sentir pena después de tener la suerte de admirar lugares tan increíbles. Naturaleza, cultura, arte, historia, gastronomía, eres un privilegiado… ¿Por qué no volver a serlo? ¿Y si empiezas a pensar en la siguiente? ¿Te damos ideas?

Consejos en ruta

  • Debes ir preparado para la lluvia con un chubasquero, un paraguas, unas botas de agua si vas a andar por el campo. El norte es lo que tiene.
  • También te irá bien un calzado cómodo, porque querrás visitar muchos lugares, subir un poco más arriba en esa preciosa montaña, llegar hasta aquel árbol…
  • Las opciones para hacer senderismo en Cantabria y Asturias son infinitas. Conviene planificar bien cada jornada el día anterior, selecciona qué rutas vas a hacer, no te vuelvas loco haciendo todas, porque eso podría suponer que te quedaras sin fuerzas para hacer alguna que te haga especial ilusión.
  • Empapa la sidra. Si bebes sidra, acompáñala siempre de comida. Al día siguiente lo agradecerás de veras.

¿Quieres aportar? Amplía información sobre esta ruta

También te puede interesar…contenido relacionado

Utilizando cookies propias y de terceros, podemos ofrecerte la experiencia de navegación que deseas, mejorar nuestro servicio y mostrarte la publicidad que mejor se adecua a tus preferencias. Si estás de acuerdo, sigue navegando Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies