Rutas de escape

La ruta por Italia que te va a enamorar

Imagen
¡Haz tu ruta Napolitana y Amalfitana en coche y a tu aire! (iStock)

Jorge Aznal

Última actualización

¿Te imaginas hacer tu propia ruta Napolitana y Amalfitana en coche y a tu aire? Pues hay algo mejor que imaginarla: ¡hacerla este verano!

Italia es un país extraordinariamente rico para el turista. Y no lo decimos tanto por lo gastronómico -que también- como por la riqueza y variedad de sus paisajes naturales y por su apabullante colección de tesoros artísticos. Toda ruta por Italia es siempre una experiencia apasionante pero, si hablamos de pasión, el sur se lleva la palma. Es precisamente en el sur de Italia donde se desarrolla la aventura que te proponemos: la ruta Napolitana y Costa Amalfitana. Durante 7 increíbles días podrás recorrer lugares espectaculares con la ventaja de poder hacer la ruta Napolitana y Costa Amalfitana en coche a tu aire. ¡No se puede pedir más!

546Km totales

Descarga gratis tu guía de Ruta en coche por Sicilia en 10 días

Antes de enviar este formulario, debes leer la siguiente información básica sobre protección de datos. Al pulsar el botón de envío manifiestas haber leído esta información.

Día 1 Ciudad de origen-Nápoles

Imagen
Nápoles será el principio y el final de nuestra ruta Napolitana y Costa Amalfitana (iStock)

Seguro que estarás deseando aterrizar en Nápoles y recoger tu coche de alquiler para empezar tu ruta Napolitana y Costa Amalfitana. Ojalá que el horario de tu vuelo te permita llegar pronto a Nápoles para aprovechar al máximo -siempre sin agobios- el primer día de tu viaje. Tus primeras horas en Nápoles te servirán para descubrir una ciudad sorprendente. Impactante. Y no solo a primera vista. Poco a poco podrás ir apreciando que Nápoles, aunque no sea una persona, tiene una personalidad arrolladora, como los propios napolitanos.
Nápoles es una ciudad especial porque, entre otras cosas, su historia y su ubicación geográfica también lo son. Fundada por los griegos en el siglo V a. C, Nápoles ha sido conquistada por romanos, bizantinos, normandos, franceses y españoles. Ahora es Nápoles quien conquista a todo aquel que la visita con su arquitectura, con su gastronomía y con la forma de entender la vida que tienen sus habitantes. En Nápoles puedes disfrutar de las bondades de su arquitectura y su gastronomía desde este primer día; entender a los napolitanos lleva algo más de tiempo. Y de eso, por suerte, aún tenemos mucho porque nuestra ruta no ha hecho más que comenzar…

Día 2 Nápoles-Palacio Real de Caserta-Nápoles

Imagen
El Palacio Real de Caserta está reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO (iStock)

Nápoles será, por supuesto, la protagonista de la jornada. Solo le robará un poco de protagonismo el Palacio Real de Caserta, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Lo bueno es que se encuentra a solo unos 30 minutos en coche, así que no tendremos que quitar mucho tiempo a Nápoles para poder admirar una auténtica joya -una más- del patrimonio artístico de Italia. Al encanto propio de la colosal construcción se une la riqueza de sus obras, el encanto de sus jardines y la belleza de las vistas al golfo de Nápoles.
Pero hemos dicho que Nápoles es la protagonista del día y no queremos que se sienta celosa. Por eso merece toda nuestra atención antes y después de nuestra visita al Palacio Real de Caserta. Y eso, captar nuestra atención, es algo tremendamente sencillo de conseguir con su deslumbrante centro histórico, considerado el más grande de Europa y también reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
En la enorme plaza del Plebiscito se ubican, entre otros monumentos, el Palacio Real de Nápoles y la Basílica de San Francisco de Paula. Pero en Nápoles también te esperan su catedral, la cartuja de San Martín, el emblemático Castel Nuovo, la galería Umberto I, la basílica y el convento de Santa Clara, el teatro San Carlos… Será mejor no enfadar a Nápoles dejándonos sin ver alguno de sus grandes atractivos, ¿no?

Día 3 Nápoles-Herculano-Pompeya-el Vesubio-Nápoles

Imagen
La antigua ciudad de Pompeya fue arrasada por la erupción del Vesubio en el año 79 d. C. (iStock)

Apenas llevaremos dos días de nuestra ruta Napolitana y Costa Amalfitana y ya habremos acumulado unos cuantos lugares para el recuerdo. Lo mejor es que por delante nos quedan muchos más. Empezando por los que seguramente nos van a impactar en esta jornada: Pompeya y el Vesubio.
La antigua ciudad de Pompeya quedó sepultada en el año 79 d. C a consecuencia de la erupción del Vesubio. Sus ruinas son uno de los enclaves arqueológicos más visitados en el mundo y una cita ineludible en tu ruta Napolitana y Costa Amalfitana. Igual que el propio Vesubio. Puedes visitar el Parque Nacional del Vesubio, declarado Reserva de la Biosfera, y llegar hasta el imponente volcán, el único activo de la Europa continental -eso sí, si viajas en los meses de invierno ten en cuenta que el parque nacional cierra a las 15:00-.
De vuelta a Nápoles podrás detenerte a contemplar las ruinas de la antigua ciudad de Herculano, que también sufrió los devastadores efectos de la erupción del Vesubio en el año 79 d.C. Y, después de una intensa jornada, podrás aprovechar tus últimas horas en Nápoles para dar un tranquilo paseo y disfrutar de una agradable cena. Eso sí, lo mejor es que te retires pronto a tus aposentos para estar bien descansado a la mañana siguiente.

Día 4 Nápoles-Costa Amalfitana (Atrani-Ravello-Villa Rufolo-Amalfi-Positano-Sorrento)

Imagen
Positano es uno de los pueblos más bonitos de Italia (iStock)

Llegamos a la segunda mitad de nuestra ruta Napolitana y Costa Amalfitana. Y lo cierto es que los fascinantes lugares que nos esperan son una buena prueba para derribar el mito que sostiene que las segundas partes nunca fueron buenas. Esta lo es. Y mucho. Lo podrás comprobar en Atrani, una localidad donde es típico un plato de pasta como la scialatielli; también en Ravello y la magnética Villa Rufolo que sirvió de inspiración a Richard Wagner; en la coqueta Amalfi con su catedral de San Andrés; y, por supuesto, en la sinuosa Positano. En cada uno de estos lugares seguro que querrás pasar más tiempo, pero conviene no deleitarse en exceso en cada localidad para no dejar fuera a ninguna de ellas antes de dirigirnos a Sorrento. Será aquí donde fijemos nuestro alojamiento en este inolvidable día. Y también en el siguiente…

Día 5 Sorrento-Salerno-Paestum-Sorrento

Imagen
El sitio arqueológico de Paestum fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1998 (iStock)

Apenas habremos tenido tiempo en la jornada anterior de nuestra ruta en coche para conocer Sorrento. Por suerte, ese es un problema que tiene fácil solución en este día en el que podremos visitar la catedral de Sorrento y recorrer su centro histórico. Más tarde volveremos a Sorrento, pero antes conviene poner rumbo a Salerno, una ciudad con mucho sabor en lo cultural y en lo gastronómico.
Será mejor que no hayas comido en exceso en Salerno porque después toca retomar la ruta en coche y seguir explorando lugares. Por ejemplo, los antiguos templos de Paestum, reconocidos por la UNESCO como Patrimonio Mundial. La última parada en coche del día será Sorrento, a la que regresaremos algo cansados pero con la satisfacción de haber disfrutado de otra bonita jornada de turismo.

Día 6 Sorrento-Capri (opcional)-Sorrento-Castellamare di Stabia-Nápoles

Imagen
Sorrento es uno de los bellos enclaves de la Costa Amalfitana (iStock)

Si nos levantamos pronto, aún podremos arañar unas horas al reloj para visitar alguno de los rincones de Sorrento que nos faltan por conocer. ¿Tal vez la Villa Comunale? ¿Quizá el convento de San Francisco? Tendréis que elegir unos lugares en detrimento de otros, igual que ocurrirá con la isla de Capri. Si tenéis la posibilidad, no dejéis de visitar la famosa isla. Vale la pena que Capri también tenga su propia página en vuestro álbum de recuerdos.
Seguro que os costará dejar Capri para regresar a Sorrento y encaminaros a Nápoles, pero es preferible que no os entretengáis en exceso en la isla para hacer el camino con calma. Y, de paso, si tenéis tiempo, hacer una parada en Castellammare di Stabia antes de seguir hasta Nápoles. Es aquí donde pasaréis la última noche de vuestra ruta Napolitana y Costa Amalfitana.

Día 7 Nápoles-ciudad de origen

Imagen
En Nápoles echaremos el cierre a una maravillosa ruta en coche de una semana (iStock)

Llega el momento que menos te gustará de toda la ruta Napolitana y Costa Amalfitana: el de decir adiós a Nápoles y a tu viaje. Ojalá que ese “adiós” pueda ser un “hasta pronto”, nunca se sabe. Lo que sí sabremos después de devolver nuestro coche de alquiler, mientras esperamos la salida del vuelo con destino a nuestra ciudad de origen, es que habremos disfrutado de un viaje apasionante. Eso y que, como los napolitanos, tendremos unas cuantas historias que contar a nuestro regreso.

Consejos en ruta

  • Permanece atento en todo momento a la carretera mientras conduces: es fácil distraerse con las belleza de los paisajes que encontrarás a lo largo de la ruta.
  • Utiliza ropa y calzado cómodo, especialmente en la visita al Vesubio y en tu recorrido por localidades de la Costa Amalfitana como Positano.
  • Nápoles tiene fama de ser una ciudad insegura, pero no hay razón para alarmarse. Simplemente evita volver tarde a tu hotel y no descuides tus pertenencias.

1 respuesta a “La ruta por Italia que te va a enamorar”

¿Quieres aportar? Amplía información sobre esta ruta

También te puede interesar…contenido relacionado

Utilizando cookies propias y de terceros, podemos ofrecerte la experiencia de navegación que deseas, mejorar nuestro servicio y mostrarte la publicidad que mejor se adecua a tus preferencias. Si estás de acuerdo, sigue navegando Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies