Rutas de escape

Ruta en coche por la Toscana en 9 días

Imagen
La Toscana, arte, cultura, colores, sabores, olores. Tierra de buen vivir (iStock)

Óscar Fernández

Última actualización

¿Qué te viene a la cabeza cuándo oyes hablar de la Toscana? Quizá el arte, poetas creando mientras disfrutan de un vaso de vino, campiñas de postal y colores intensos donde la vida pasa tranquila, historia y cultura en estado puro, genios renacentistas bordeando la locura… Te proponemos hacer una ruta en coche por la Toscana en 9 días en la que verás ciudades eternas como Florencia, Pisa o Siena; pueblos medievales de película como Lucca, San Gimignano o Volterra; enclaves naturales que parecen emanar del pincel de los artistas, pero que no, que recorrieron el camino inverso, porque fueron los genios de la pintura los que los trasladaron al lienzo para hacerlos eternos.

La Toscana es uno de los lugares más especiales del mundo. Que precisa ser visitado con calma, empapándose de su quietud por momentos, alejándose de la vida azarosa y rutinaria. Dicen que la Toscana es cuna de amantes del buen vivir. ¿Eres tú uno de ellos? Claro. Y no hay mejor manera de alimentarse de su beldad que recorriéndola en coche, con un camino marcado que, por momentos, puedes dejar al albur de la intuición. Con curiosidad. Sin presiones. 359 kilómetros, 14 municipios, millones de sueños.

359Km totales

Descarga gratis tu guía de Ruta en coche por Sicilia en 10 días

Antes de enviar este formulario, debes leer la siguiente información básica sobre protección de datos. Al pulsar el botón de envío manifiestas haber leído esta información.

Día 1 España – Pisa

Imagen
Pisa, su torre inclinada, y mucho más (iStock)

Esto empieza apasionadamente desde el segundo uno, en cuanto aterrizas en la maravillosa Pisa. La Piazza dei Miracoli, el Duomo, el Battistero, el Camposanto, los museos delle Sinopie y dell’Opera, y, por supuesto, la torre inclinada de Pisa.

Todo esto hay que verlo, porque es arte y belleza; historia y cultura; y porque si vuelves a España y dices que no lo has visto es para matarte. Pero hay mucho más en Pisa que lo marcado en las guías. Es una ciudad que bebe de su pasado etrusco y románico, en ella aún se atisba su otrora poderío como potencia de ultramar, con su control sobre Córcega y Cerdeña allá por el Siglo XI.

¿Y por la noche? Muestra su cara más alegre y festiva, ya lo decíamos antes, “cuna de los amantes del buen vivir”. Disfruta en la piazza delle Vettovaglie, come y bebe a precio asequible en un entorno difícilmente replicable. Único.

Día 2 Pisa – Lucca – Florencia

Imagen
Lucca tiene una de las murallas mejor conservadas de Europa (iStock)

Cerramos las puertas, nos ponemos el cinturón, arrancamos y empezamos, de verdad, esta ruta en coche por la Toscana en 9 días. Desde el este de Italia, dejamos Pisa atrás para llegar a Florencia. En el camino, echaremos el freno para admirar Lucca, una maravilla del Medievo que se conoce recorriendo su impresionante muralla de 12 metros de altura. Una de las murallas mejor conservadas de Europa, a salvo de ataques enemigos (por imposible que parezca).

La belleza no solo está en las ciudades, sino que, entre ellas, desde el coche, verás multicolores paisajes, colinas boscosas, enclaves naturales increíblemente bonitos. Y qué decir de la meta de este segundo día, una de las ciudades más espectaculares del mundo. La ciudad del Renacimiento. Ni más ni menos. Tienes lo que quede de hoy, y dos días más, para empaparte de su historia y su cultura. De su arte. Si vas con niños, haz una escapada a Collodi, el pueblo de Pinocho.

Día 3 Florencia

Imagen
Florencia es una ciudad situada en el norte de la región central de Italia, capital y ciudad más poblada de la Ciudad metropolitana homónima y de la región de Toscana(iStock)

Lo prometido es deuda. Ha llegado el momento de descubrir un lugar único (y no es una manera de hablar). Florencia solo hay una. Prepárate para dibujar en tu intelecto imágenes imperturbables en el tiempo. Abre bien los ojos. Puedes elegir tu camino, la dirección. Dejarte llevar o programar un poquito tus pasos. Te recomendamos la segunda opción y esta es nuestra propuesta: Comenzar por el barrio del Duomo para alucinar con la Catedral de Santa Maria del Fiore, su Campanile, el Baptisterio y la Puerta del Paraíso. En derredor de tan embelesador espacio existe un sinfín de plazas, iglesias, palacios y museos. Todo Florencia es arte. Cada esquina. Cada recoveco.

Los barrios de San Lorenzo y San Marcos se muestran en todo su esplendor, son el territorio de los Medici. En la Galería dell’Accademia verás (por fin en vivo y en directo) el David de Miguel Ángel. Descubre la piazza Della Repubblica y pasea por esas calles en las que, cuando menos te lo esperas, aparece un palacio que, en cualquier otra urbe, sería su santo y seña. Así llegarás a la zona de Santa María de Novell, ¿para qué? Para seguir disfrutando.

Día 4 Florencia – Fiesole – Florencia

Imagen
Florencia es una ciudad situada en el norte de la región central de Italia, capital y ciudad más poblada de la Ciudad metropolitana homónima y de la región de Toscana (iStock)

Segundo día en Florencia. ¿Un poco más de arte? En esta ciudad no puedes decir que no. Lo empapa todo. Pero te proponemos un plan más variado, por ejemplo, descubre la Florencia de las tiendas, la moda, los restaurantes y los comercios. Via de Tornabuoni es tu destino si te agrada este planning alternativo. Ya hemos dicho que el arte es inherente a esta urbe, así que allí también encontrarás el Museo de los Uffici. Para museos distintos: el de Gucci y el de Salvatore Ferragamo.

Hay mucho más que hacer y visitar. Para admirarlo todo se precisan más de dos días: el barrio de Oltrarno, el palazzo Pitti, los jardines de Bóboli, el atardecer en Ponte Vecchio. Nada defrauda. Todo seduce. ¿Te das por satisfecho? Sal del bullicio, recorre solo nueve kilómetros y arribarás en Fiesole. Es una de las muchas pequeñas bellas villas alrededor de Florencia. Sobre una colina expone, como si de otro museo al aire libre se tratara, obras desde el Renacimiento hasta la época medieval. Ya lo hemos dicho: ¡todo es arte!

Día 5 Florencia – Valle Chianti – San Gimignano

Imagen
San Gimignano, “la ciudad de las mil torres” está rodeado por unas murallas que datan del siglo XIII (iStock)

Has visto lujosos palacios, espectaculares museos, coquetas y grandes plazas… Has respirado arte. Ahora llega el momento de conocer esa Toscana que habías imaginado. La de las fotos y las películas, la del buen comer y mejor beber. La del vivir bien. 50 kilómetros separan Florencia de San Gimignano (ya en Siena). Entre ambos puntos se encuentra la región de Chianti.

Aquí esta la Toscana que esperabas: panorámicas sin final, viñedos de postal, calma y quietud. No hay prisa. Localidades como Castellina in Chianti, Greve in Chianti o Radda in Chianti te mostrarán la cara más auténtica de esta ruta en coche por la Toscana en 9 días. Y al final del camino te espera San Gimignano. La llaman “la ciudad de las mil torres”. Es un pueblo medieval amurallado que fue declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Sus 14 torres medievales enmarcan el cielo de este pequeño oasis de tranquilidad a un paso de Florencia. Descansa, que todavía queda mucho que ver.

Día 6 San Gimignano – Monteriggioni – Siena

Imagen
¿Listo para ver Siena? Es un templo de culto católico, sede episcopal de esta ciudad italiana. (iStock)

El sexto día al volante tendrá su fin en otro de los puntos álgidos de la ruta (si es que se puede destacar alguno por encima de otro), Siena. Pero antes hay bastante que ver. Para empezar, terminar de patear San Gimignano, sus plazas y rincones atrapan, pero hay que salir, lo que te espera también es increíble. De camino a Siena haz una parada en Moteriggioni. Otro pueblo medieval que fue frontera norte de Siena, de ahí su estratégica situación y configuración: deberás aparcar y subir al pueblo, que está en lo alto de la colina.

Su muralla, parapeto contra quien osaba atacar, sirvió para mantener cuasi intacto el interior formado por apenas 50 casas de piedra. ¡Ya estás en Siena! Otra joya de la corona, rival de Florencia y bella como ninguna. Tienes tiempo para verla, así que respira hondo, que empezamos.

Día 7 Siena – San Galgano – Siena

Imagen
Siena nunca defrauda. Ciudad italiana de la región de la Toscana (Italia), capital de la provincia de Siena. (iStock)

Como en el caso de Florencia, tu inquietud puede marcar el camino o, si lo prefieres, tienes la opción de seguir unas pautas. Para empezar –si quieres hacernos caso– pasea por el conjunto de callejuelas que rodean la piazza del Campo. Y termina en la propia piazza, porque es una obra de arte en sí misma. Joya del urbanismo medieval con la Torre del Mangia y el palazzo Pubblico como lugares de inexcusable visita. Igual de imperdonable sería no ir a el Duomo, genial construcción de los siglos XII y XIV.

El eje comercial lo forman las vías Bianchi di Sopra y di Città. Siena, como Florencia, esconde historia, arte y cultura por los cuatro costados. Pasea, mira, fotografía, prueba, tuerce, por aquí, por allá, déjate llevar y descubre un paraíso monumental. Si te apetece hacer una excursión, a 40 kilómetros está San Galgano, con su abadía en medio de una frondosa y verde vegetación. Pide que te cuenten la historia de este santo.

Día 8 Siena – Sur de la Toscana (Montalcino – Pienza – Montepulciano – Arezzo) – Pisa

Imagen
Atardecer en el Val d’Orcia, es un amplio valle italiano situado en la provincia de Siena, en Toscana, en la parte de la región que delimita con la Umbría (iStock)

Hemos dejado el día de más kilómetros en coche para el final. Hoy llegarás a Siena y, de allí, regreso a España con millones de imágenes en la cabeza. Será mejor que hayas guardado espacio en la memoria, porque en esta postrera jornada todavía tendrás tiempo de admirar más belleza si cabe.

Es hoy cuando llegarás al Val d’Orcia y penetrarás en el corazón de la Toscana: enclaves naturales mágicos, bellos paisajes y, cómo no, buena comida y bebida. Hasta entrar en Pisa puedes admirar la belleza renacentista de Pienza, los vinos y regalos gastronómicos de Montalcino y Montepulciano o la industria joyera y los frescos de Piero della Francesca en Arezzo. Ves, quedaba mucho por ver.

Día 9 Pisa – España

Imagen
La Toscana, es una de las mayores y más importantes regiones italianas por su patrimonio artístico, histórico, económico, cultural y geográfico (iStock)

Se acabó. ¿Tristeza? Ni se te ocurra. Alegría. Y mucha. ¿Sabes cuánta gente solo puede soñar con hacer un viaje así? ¿Eres capaz de calcular el valor (y no nos referimos al pecuniario) de lo que has visto y vivido? Repasa esas imágenes en la memoria. Vuelve a sonreír. La Toscana es así.

Consejos en ruta

  • Tómatelo con calma. Esta es una ruta en coche en la que te tocará andar mucho. Y, gran parte de las veces, hacia arriba. Así que empápate de la calma y la paz de la Toscana y no tengas prisa. Paso a paso.
  • Hay muchos parkings de pago que no son demasiado caros. Merece la pena dejarlo ahí y no perder mucho tiempo buscando uno gratuito.
  • No digas que no a la comida. Prueba todo lo que puedas. Pero recuerda que hay que conducir, así que al vino sí tendrás que decir que no alguna vez.
  • Cuidado con los precios de la bebida, porque encarecen mucho la cuenta en los restaurantes.
  • Si vas en verano, no te separes del antimosquitos. Y si tienes alergia al polen, mejor no ir ni en primavera ni en verano.

¿Quieres aportar? Amplía información sobre esta ruta

También te puede interesar…contenido relacionado

Utilizando cookies propias y de terceros, podemos ofrecerte la experiencia de navegación que deseas, mejorar nuestro servicio y mostrarte la publicidad que mejor se adecua a tus preferencias. Si estás de acuerdo, sigue navegando Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies